Salud, Seguridad y Medio Ambiente

Cuidar el bienestar de sus Integrantes, de las comunidades en el entorno de las plantas y del medio ambiente es una responsabilidad que Braskem renueva diariamente. A partir de la elaboración de procesos de seguridad y de proyectos de sostenibilidad, así como también del refuerzo continuo con formación y capacitación de sus Integrantes, Braskem hace la gestión integrada de Salud, Seguridad y Medio Ambiente (SSMA).

SEMPRE

Para alcanzar y mantener la excelencia deseada en SSMA, Braskem desarrolló el SEMPRE – Sistema Integrado de Salud, Seguridad y Medio Ambiente. Por medio de él, reforzamos nuestra cultura de prevención de riesgos con base en la disciplina y en el respeto a los procesos y procedimientos de seguridad establecidos.

Seguridad

Seguridad es un valor fundamental para Braskem y es uno de los macro-objetivos de desarrollo sostenible más importante para la Empresa. Involucra la seguridad en el trabajo y de procesos, el uso seguro de sus productos y su generación de residuos.

El trabajo continuo en el área de Seguridad trae excelentes resultados. Actualmente, la tasa de frecuencia de accidentes con y sin licencia (considerando Integrantes y Aliados) es de apenas 1,00 – el mejor resultado de nuestra historia. La tasa de frecuencia de accidentes con licencia es de 0,14, representando una mejora con relación a 2013.

Medio Ambiente

Braskem busca continuamente desarrollar soluciones innovadoras que permitan generar menor impacto ambiental durante el uso de los productos por sus Clientes. Esto busca reducir la generación de efluentes líquidos y de residuos, así como el consumo de energía y de agua y la emisión de gases de efecto invernadero (GEI).

Conozca algunas iniciativas de Braskem

Residuos

La Parada Programada es una de las iniciativas para minimizar y dar la correcta destinación de residuos generados en Braskem. En la parada, los equipos se abren y limpian y se realizan actividades de construcción, demolición y organización de área, entre otros.

En ese periodo, los equipos trabajan para reducir la generación de residuos e identificar los residuos generados. Los reaprovechables los envía a centros de compostaje, reciclaje o reutilización, transformando algunos de ellos en oportunidades de negocio. Para los no reaprovechables, la empresa promueve la destinación correcta, cumpliendo con las legislaciones ambientales de la localidad en que está situada.

En promedio, la generación de residuos de Braskem es 3,2 veces menor que el promedio de la industria química en Brasil de 7,3 kg/t. Los datos son de la Asociación Brasileña de la Industria Química ( Abiquim ).

Agua

Presente en procesos de extrema importancia para la industria, como calentamiento y enfriamiento de máquinas y calderas, producción de vapor y energía termoeléctrica, el agua es fundamental en nuestra cadena de producción. Buscando fortalecer el uso sostenible de ese recurso, Braskem invierte desde 2002, año de su creación, en diversas iniciativas para el ahorro y reúso de agua. Desde entonces, fueron invertidos más de R$ 250 millones en proyectos que mejoraron la eficiencia hídrica de la empresa y la hicieron una de las industrias químicas que menos consume agua en el mundo – cerca de seis veces menos que el promedio global, de acuerdo con datos del International Council of Chemical Associations (ICCA).

Dentro de ese universo, dos programas apoyados por Braskem se destacan. El primero es el proyecto Aquapolo, creado en 2010 por Odebrecht Ambiental en colaboración con la SABESP (Companhia de Saneamento Básico do Estado de São Paulo). Es el mayor emprendimiento para la producción de agua de reúso industrial en América del Sur y el quinto mayor del planeta. Con tecnología de punta aplicada al tratamiento de efluentes, la iniciativa incluye una estación de producción de agua de reúso, una aductora y extensa red de distribución. Cerca de 65% del agua producida allí, o 650 litros por segundo, sigue al Polo Petroquímico de la Región del ABC Paulista. Esto equivale al abastecimiento de una ciudad de 500 mil habitantes. En São Paulo, el índice de reúso promedio de las plantas del ABC, Paulínia y Cubatão es de 87 % - solo en el ABC, ese índice de reúso llega a 97 %.

Lo segundo destacado es el proyecto Agua Viva, desarrollado en alianza entre Braskem y Cetrel. En operación en el Polo Industrial de Camaçari (BA), el sistema de reutilización de aguas pluviales y efluentes tratados es considerado el mayor de la industria de Bahia y suministra entre 500 m³ y 800 m³ de agua por hora para el polo. Las inversiones vienen del Programa de Innovación de Cetrel y contaron con el apoyo de la FINEP – Financiadora de Estudios y Proyectos del Ministerio de Ciencia y Tecnología. El proyecto reducirá la demanda de agua de Braskem como mínimo, en 4 mil millones de litros por año, pudiendo alcanzar, en años más lluviosos, los 7 mil millones de litros. El volumen ahorrado será equivalente al consumo promedio diario de agua potable de una ciudad con 150 mil habitantes.

Energía y cambios climáticos

Braskem está siempre en la búsqueda de soluciones para mejorar sus procesos operativos, aumentando la eficiencia y garantizando un buen uso de recursos energéticos y ene el uso de combustibles fósiles. Con eso, la empresa busca optimizar el consumo de energía en sus actividades y reducir la emisión de gases de efecto invernadero (GEIs) en la atmósfera.

Haga clic aquí y conozca el Manifiesto Braskem sobre los Cambios Climáticos.

Para saber más sobre las acciones de Braskem para la reducción de la emisión de gases de efecto invernadero, haga clic aquí .