Producción de plástico a partir de la captura de CO2: ¿es posible?

El gas carbónico (CO2) -producido cuando se queman combustibles fósiles para generar energía- es uno de los principales gases responsables del efecto invernadero, lo que contribuye fuertemente al cambio climático y al calentamiento global, uno de los grandes desafíos globales de la actualidad.

Imagínate el impacto de este mismo CO2 siendo capturado y convertido para producir eteno, una de las principales materias primas en la producción de resinas termoplásticas. Ése es el camino que está comenzando a recorrer Braskem en alianza con la Universidad de Illinois, Chicago (UIC), Estados Unidos. En diciembre de 2020, Braskem y la UIC iniciaron un proyecto para analizar a fondo la ruta tecnológica inspirada en mecanismos existentes en la naturaleza.

"Estamos buscando constantemente promover transformaciones por medio de la química y del plástico. Nuestro compromiso es convertirnos en una empresa carbono neutro antes de 2050. Proyectos como éste son fundamentales para que evolucionemos en este escenario, además de tener un potencial transformador para la industria", completa Gus Hutras, responsable del área de Tecnología de Procesos de Braskem.

El objetivo del estudio es crear una forma de capturar y convertir el CO2 emitido en la operación industrial de Braskem, transformándolo en materia prima para su producción de polímeros.

El profesor Meenesh Singh, responsable del proyecto en la UIC, explica que la propuesta es establecer un sistema completamente integrado, sostenible y con bajo consumo de energía. "Para desarrollar el sistema con el desempeño necesario, nuestro grupo en la UIC contará con la experiencia demostrada en reacciones de reducción electroquímica de CO2 y la combinará con la tecnología que se está patentando para capturar activamente el CO2 de gases de combustión".