Noticias

Braskem registra EBITDA de R$ 3 mil millones en el segundo trimestre

Complejo Petroquímico de México genera primeros resultados operativos

Braskem volvió a mostrar sólidos resultados en el segundo trimestre de 2016. La mayor petroquímica de América registró EBITDA ligeramente por encima de R$ 3 mil millones en el periodo, un aumento de 15% sobre el mismo trimestre del año pasado y en línea con el trimestre anterior. Este desempeño fue alcanzado por el mayor volumen de ventas en todos los mercados, los mejores spreads y el continuo buen desempeño de las unidades industriales de los Estados Unidos y de Europa, la mayor disponibilidad de gas en el cracker de Rio de Janeiro, además de la depreciación promedio de 14 % del real en el periodo. En dólares, el EBITDA sumó US$ 858 millones, un aumento de 1%. 

La tasa de operación de las centrales de materias primas en Brasil avanzó a 94%, cinco puntos porcentuales por encima del trimestre anterior. Este desempeño se obtuvo, principalmente, gracias al mejor resultado operativo de la central de Rio de Janeiro, cuya disponibilidad de gas materia prima creció en el trimestre. La producción de resinas fue de 1,2 millón de toneladas representando una expansión de 1 % con relación al segundo trimestre del año pasado. 

En este escenario, además del aumento de ventas en el mercado interno, contamos con una expansión de 21 % de las exportaciones de resinas brasileñas totalizando 454 mil toneladas de resinas. Las exportaciones de los petroquímicos básicos, a su vez, sumaron 379 mil toneladas, 6 % superior al volumen registrado en igual trimestre del año pasado en función del aumento de las ventas de gasolina.
Las unidades industriales de Braskem en los Estados Unidos y Europa operaron a plena carga. La demanda por polipropileno en esas regiones se mantuvo en aumento. De abril a junio, el EBITDA en los Estados Unidos y Europa fue de US$ 212 millones (R$ 745 millones), un aumento de 195 %, correspondiendo a 24,5 % del consolidado de Braskem.

El trimestre también registró los primeros resultados operativos del Complejo Petroquímico de México, inaugurado oficialmente en junio. Fruto de la inversión superior a los US$ 5 mil millones en asociación con el grupo mexicano Idesa, el Complejo presentó una tasa de 32 % de utilización de las plantas de polietileno, con una producción que llegó a las 83 mil toneladas de resinas. De este total, 54 mil toneladas ya fueron vendidas tanto en el mercado mexicano como en el mercado internacional. 

«Braskem pudo mantener una estrategia consistente de eficiencia operativa y crecimiento, tanto en Brasil como en los Estados Unidos y Europa», dice Fernando Musa, presidente de Braskem. «Esta estrategia se completa con la entrada más recientemente de la operación del Complejo Petroquímico de México y la llegada de sus primeros resultados».

En el segundo trimestre, el ingreso neto consolidado de Braskem tuvo un crecimiento de 3 % y llegó a R$ 11,8 mil millones. El lucro neto de la controladora fue de R$ 413 millones. El lucro neto consolidado fue de R$ 281 millones. El nivel de apalancamiento financiero de la compañía, medido por la relación entre deuda neta por EBITDA en dólares, cerró el periodo en 1,79x. También en el segundo trimestre, Braskem hizo la distribución a los accionistas de R$ 1 mil millón en dividendos, lo que representó un tercio del lucro neto calculado para el año pasado.  

Sobre Braskem
Controlada por la Organización Odebrecht, Braskem es la mayor productora de resinas termoplásticas de América, con volumen anual de 16 millones de toneladas, incluyendo la producción de otros productos químicos y petroquímicos básicos, y con una facturación de R$ 54 mil millones. Con el propósito de mejorar la vida de las personas, creando las soluciones sostenibles de la química y del plástico, Braskem actúa en más de 70 países, cuenta con más de 8 mil integrantes y opera 40 unidades industriales, ubicadas en Brasil, EE. UU., Alemania y México, este último en alianza estratégica con la mexicana Idesa.