pixel

Braskem

Noticias

Braskem lanza cartera para impresión 3D en América del Sur

Filamentos, pellets y polvo de polipropileno pueden usarse en impresoras industriales y tipo desktop (escritorio), ampliando la versatilidad de los procesos y produciendo piezas más resistentes y estables

Braskem dio un paso importante más en su estrategia de innovación y este mes lanza una cartera con productos exclusivos para la industria de manufactura aditiva, popularmente conocida como impresión 3D, mercado en plena expansión en Brasil. El sector, cuyas principales características son la descentralización de producción y personalización de las soluciones, también viene ayudando a enfrentar el nuevo coronavirus por medio de la producción de máscaras tipo face-shields y componentes de respiradores mecánicos, por ejemplo.

Las soluciones de Braskem a partir de polipropileno (PP) se mostraron atrayentes e ideales para la manufactura aditiva con base en la reciclabilidad, resistencia al impacto y estabilidad dimensional de la materia prima, que tiene recursos de bisagra durables y también una densidad más baja que otros tipos de plásticos. El PP para impresión 3D puede encontrarse en formato de pellets y filamentos, ambos producidos en Brasil, y en polvo, importado de Estados Unidos. Además, los productos pueden usarse tanto en impresoras 3D industriales como en máquinas tipo desktop (escritorio).

Los filamentos de PP de Braskem, que están disponibles en los diámetros de 1,75 mm y 2,85 mm, fueron desarrollados con el usuario en mente y entregan a los usuarios un mejor equilibrio de propiedades mecánicas, estabilidad dimensional y desempeño en impresión. Por su parte, el polvo de polipropileno, desarrollado para el proceso de sinterización selectiva a láser (SLS) -proceso que utiliza láser para sintetizar polvo del polímero-, es resultado de una alianza con ALM (Advanced Laser Materials), subsidiaria de EOS América del Norte, y se destaca por el desempeño mecánico, la estabilidad dimensional de las piezas impresas y las altas tasas de reúso del polvo remanente en el lecho de impresión al fin de cada ciclo. El producto de PP en forma de pellets fue desarrollado en colaboración con Titan Robotics con foco en la plataforma innovadora de extrusión de pellets en escala industrial ATLASTM.

Para el gerente de Innovación y Tecnología para Manufactura Aditiva de Braskem, Fabio Lamon, la nueva cartera de la empresa permite que los procesos para impresión 3D se tornen aún vez más sostenibles en Brasil. "La manufactura aditiva por sí sola es un proceso cuya naturaleza es de no desperdicio porque se basa en la fabricación de una pieza tridimensional por medio de la adición de capas de materia prima a partir de un archivo digital 3D, lo que viabiliza la libertad total de formato y elimina las pérdidas y los residuos comunes en diversos procesos tradicionales de fabricación. Cabe resaltar que el polipropileno desarrollado por dicha aplicación tiene la misma reciclabilidad que las demás resinas termoplásticas producidas por Braskem y usadas en otros procesos de transformación, lo que refuerza nuestro compromiso con la sostenibilidad y la economía circular", afirma.

La impresión 3D está tornándose cada vez más relevante para Braskem como fabricante de materia prima por la perspectiva de crecimiento de mercado. Se trata de una tecnología disruptiva y con fuerte apelo de innovación transformacional que impulsa el desarrollo de soluciones, relevante en el contexto de la industria 4.0 y los aspectos de sostenibilidad por tratarse de un proceso de manufactura totalmente descentralizada que minimiza pérdidas y descarte de materiales, además de impactos logísticos.

Las primeras iniciativas de la compañía en el área iniciaron en 2013 en el proyecto Imprimiendo el Futuro, una alianza con Made In Space, proveedor de la NASA, para desarrollar una impresora 3D para operación en gravedad cero. El equipo producido y enviado a la estación espacial internacional en 2016 usa el polietileno I'm greenTM bio-based de Braskem, producido a partir de la caña de azúcar, y en 2019 obtuvo el apoyo de una recicladora en la que el equipo de astronautas podrá transformar residuos plásticos en materias primas para producir nuevos productos.

Los productos en forma de filamentos y pellets para uso directo en impresoras 3D pueden adquirirse directamente en Braskem y los productos en forma de polvo son comercializados globalmente por ALM (Advanced Laser Materials). Los filamentos de PP de Braskem también pueden adquirirse por medio de 2M3D, distribuidora oficial de filamentos de impresión 3D de Braskem para América del Sur.

"Como mayor productora de resinas termoplásticas de América, Braskem está siempre evolucionando y mejorando su cartera para satisfacer las necesidades de nuestros clientes. El lanzamiento de la cartera para impresión 3D es un paso más en nuestra evolución. Estamos entusiasmados con el desempeño de nuestro polipropileno con relación a otros materiales disponibles en el mercado y creemos que la disponibilidad en forma de pellets, filamentos y polvo ayuda a fortalecer aún más el gran potencial que vemos para el mercado global de impresión 3D", comenta Jason Vagnozzi, director comercial de Manufactura Aditiva de Braskem.

Impresiones 3D en el combate al nuevo coronavirus

Braskem donó en julio 120 bobinas de filamentos plásticos para la producción de máscaras de modelo face-shield y partes de respiradores artificiales, productos esenciales para combatir la pandemia de COVID-19. Además, la compañía puso a disposición su equipo de especialistas en manufactura aditiva para brindarle apoyo al trabajo de 12 centros de investigación en impresión 3D en los estados de Bahia, Rio de Janeiro, Rio Grande do Sul y São Paulo.

El filamento de polipropileno (PP) producido por Braskem para uso en impresoras 3D fue convertido en varillas para aproximadamente de cinco mil face-shields distribuidos a los profesionales de la salud que actúan en hospitales de la red pública en las respectivas regiones de los centros de investigación.

En Bahia, el producto fue donado a la Secretaría de Ciencia y Tecnología del Estado de Bahia, que lo redistribuyó a siete centros tecnológicos del SENAI en el interior del estado. En Rio de Janeiro, la iniciativa benefició al centro de investigación en impresión 3D de la Pontificia Universidad Católica (PUC-RJ). En Grande do Sul, el Parque Científico y Tecnológico (TECNOPUC) de la PUC-RS y la Universidad Federal de Rio Grande do Sul (UFRGS), coordinados por el grupo Brothers in Arms, recibieron los filamentos. En São Paulo, el material fue entregado a 3D Criar y a Inkubetech, que apoyan el Proyecto Higía.

Para aclaraciones adicionales a imprensa, por favor contactar::
CDN Comunicación
Karina Alves (55 11) 3643-2981 - karina.alves@cdn.com.br
Jessyca Trovão - (55 11) 3643-2769 - jessyca.trovao@cdn.com.br
Fábio Souza - (55 11) 3643-2813 - fabio.souza@cdn.com.br