Noticias

La primera bolsa de basura renovable llega a Chile

El polietileno verde se diferencia por su origen renovable y representa un impacto positivo fruto de la combinación de innovación, tecnología y sustentabilidad.

Ante el desafío de ofrecer productos amigables con el medio ambiente, Braskem, líder global en producción de biopolímeros, presenta por primera vez en Chile una bolsa de basura producida de Polietileno Verde I'm greenTM, elaborado a partir de materia prima renovable, la caña de azúcar. 

Si bien este insumo posee las mismas propiedades técnicas, apariencia y versatilidad de los biopolímeros tradicionales de origen fósil, como el petróleo y gas natural, su principal diferencia es que captura y fija el CO2 de la atmósfera, ayudando a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero; según el estudio de ACV Brasil, se capturan 3,09 kilos de CO2 por cada kilo de Plástico Verde producido. 

"Estamos conscientes de la  creciente preocupación ambiental y global, como parte de esta industria, hemos asumido un compromiso voluntario para integrarnos a la Economía Circular con el fin de mejorar la vida de las personas, creando las soluciones sostenibles en la industria; en este contexto, nuestro principal desafío es desarrollar negocios que vayan en línea con el cuidado del medioambiente: a este desafío responde, precisamente, la creación del plástico verde, donde somos pioneros", destacó Gustavo Sergi, director de Químicos Renovables de Braskem. 

Esta primera bolsa de basura de polietileno verde será comercializada por Fibro Chile SA, empresa dedicada a la fabricación, importación y distribución de una amplia gama de productos de limpieza y aseo. "Decidimos incorporar este insumo porque va en línea con la calidad, innovación y vanguardia de los productos que ofrecemos.", destacaron desde Fibro.

Braskem comenzó la fabricación del polietileno verde en 2010, en su planta ubicada en el polo petroquímico de Triunfo, en el estado de Rio Grande del Sur (RS), en Brasil. El proceso productivo comienza con la recolección de la caña de azúcar, cultivo que captura el CO2 de la atmósfera en su proceso natural de fotosíntesis para su crecimiento. Luego, la caña es trasladada a la fábrica para molerla y convertirla en etanol para, posteriormente, ser deshidratado y convertido en eteno verde y luego en plástico verde; en esta etapa, pasa a empresas de tercera generación, denominadas transformadores o convertidores en donde se transformarán en envases, bolsas y embalajes de polietileno verde I'm greenTM

Para aclaraciones adicionales a imprensa, por favor contactar::
CDN Comunicación
Fernando Rubino (55 11) 3643-2991 - fernando.rubino@cdn.com.br
Jessyca Trovão - (55 11) 3643-2769 - jessyca.trovao@cdn.com.br
Fábio Souza - (55 11) 3643-2813 - fabio.souza@cdn.com.br